Cargando...

ARTISTAS DECIBELES

Comparte en tus redes

Paul Azocar: historias que se hacen música

Una tradición artística que nació desde la niñez

Una tradición artística que nació desde la niñez.

Adicionalmente, en su entorno y su familia, siempre hubo esa cultura musical, ya que, su abuelo era músico, sus primos, y su papá fue quien más lo impulso en este proceso. 

Desde su niñez, solía cantar en las fiestas familiares, y también en el barrio donde vivía, con lo que se hizo conocido allí y así mismo, comenzó a romper su miedo escénico, por lo que unos años más tarde decidió dejar de ser ese niño que cantaba y decidió dar el paso de estudiar música, realizando varios procesos educativos como el canto coral, teoría musical, entre otras cosas, que lo llevaron a hacer parte del sistema nacional de orquestas sinfónicas infantiles y juveniles de Venezuela. 

Uno de los episodios que puso a tambalear su carrera fue un accidente que tuvo en su brazo derecho, y que hasta el día de hoy le impide abrir con totalidad su mano, por lo que tuvo que dejar de lado el violonchelo. Tras esto fueron años de bastante sacrificio para lograr la recuperación de su brazo, y gracias a la persistencia y el apoyo de su familia, lo ayudaron para no decaer en su sueño y salir adelante con su carrera. 

Su carrera “comercial” comenzó sobre los 19 años, con su llegada a Colombia, era un amante de las rancheras que llegaba al país a liderar una agrupación, lo cual no era una tarea fácil. Por lo que siempre tuvo como objetivo sobresalir, y destacar con las obras de grandes exponentes de la ranchera que el cantaba, siempre buscando la forma de implantar su sello e identidad. 

En esa búsqueda, decidió apostar por fanatismo por exponentes como Agustín Lara, Vicente Fernández, José Antonio Aguilar, y un repertorio que él se sabía perfectamente, y adaptarlo a la banda, por lo que este fue su género electo para entrar al mercado comercial con gran renombre. 

Sin embargo, también es un compositor por oficio, alguien que convierte historias en canciones, como lo plasma en su último lanzamiento, “Soy Celoso”, que tiene un mensaje bastante claro y es que quien no cela, no ama, “El que realmente tiene una vida que cuidar, cela esa vida”, señaló Paul Azocar. 

 

 

Su 2023 vendrá cargado de mucha más música, y declaró que aspira a tener la oportunidad de grabar junto a algunos exponentes de la música popular colombiana como Alan Ramírez, Jessi Uribe o Yeison Jiménez, con quien ya compartió tarima. 

 

Fuente: Decibeles

Redacción: Julián Rodríguez  

Fecha: 05 de enero de 2023

 

 

 

 

Mi música
Contáctame